La ciática es una patología perfecta para tratar con acupuntura, por esta ser muy efectiva y rápida en el tratamiento del dolor.

Además la acupuntura ofrece múltiples opciones de tratamiento, en función del tipo de ciática y el diagnóstico de medicina china que se haga.

Sí, efectivamente hay múltiples tipos de ciática, según el tipo de afección y el tipo de síntomas.

Ciática y acupuntura son dos mundos muy grandes.

En los siguientes párrafos voy a intentar resumir o hablar de lo principal y más frecuente, tratando de unir los conceptos de medicina occidental y medicina china.

Ciática es una afectación del nervio ciático, el cuál nace de la médula espinal a nivel de las vértebras lumbares, uniéndose las raíces del nervio en uno solo y grande (el más grande del cuerpo) a nivel de la zona glútea, para terminar en los pies.

descripción gráfica del nacimiento del nervio ciático salida del nervio ciático a la piernarecorrido del dolor por ciática

La Ciática se manifiesta con dolor, hormigueos, alteraciones de la sensibilidad, debilidad en la pierna, dificultad de movimiento…

La afectación del nervio ciático puede darse por:

  • compresiones en diferentes partes de su recorrido
  • impactos directos
  • grandes esfuerzos con una mala biomecánica corporal
  • sedentarismo
  • incluso por estrés mecánico o emocional ( inseguridad, sensación de perdida, abandono, defraudado o traicionado, miedo al cambio…)

Para tratarla con acupuntura es necesario además de la exploración fisioterápica (clínica y pruebas funcionales), hacer un diagnóstico basado en la medicina tradicional china, para elegir adecuadamente que puntos punturar o moxar, para ser más efectivos.

Algunos de los diagnósticos que se pueden hacer según el criterio oriental son:

  • Síndrome Bi :
    •  Viento frío y  humedad: cuando te dicen has cogido una corriente…. el propio frío sufrido produce una contractura muscular tensando músculos, tendones ligamentos incluso el conjunto de la lordosis lumbar….
    • Calor humedad:  inflamación de tejidos en general que comprometen el espacio. Algunas patologías occidentales que se pueden incluir en este apartado son: reuma, fibromialgia, artritis, espondilitis…
  • Extasis sanguíneo:
    • dolores agudos y a veces punzantes relacionados con sobreesfuerzo, después de un trauma (accidentes, golpes o caídas), o por un movimiento en falso que causa microrotura muscular “microhemorragia”
  • Insuficiencia de yang o yin de riñón:
    • estas lumbalgias o ciáticas se establecen de forma muy lenta, con una larga evolución, incluso por debilidad.
    • Yin sería una deshidratación del disco vertebral con herniación del núcleo. (Hernias o protusiones discales ideopáticas).
    •  Yang sería la perdida de tono postural  y de la correcta biomecánica posturas  por desequilibro muscular  de los siguientes grupos musculares: abdominales, cuadrado lumbar, psoas.

A veces estos síndromes de medicina china se pueden combinar en un mismo paciente, por ejemplo las insuficiencias de yin suelen provocar éxtasis sanguíneos. Y las insuficiencias de yang se suele asociar a viento frío y humedad.

Una vez se establece el diagnóstico oriental, elegimos unos puntos de acupuntura para tratar los síntomas (dolor, hormigueos, parestesias…) y otros para tratar la raíz del problema (el diagnóstico oriental). Por ello los puntos de acupuntura son muy variados y cada sesión puede ser totalmente diferente.

Para terminar te dejo un pequeño resumen de porque elegir acupuntura como método de tratamiento para una lumbalgia o ciática.

  1. La acupuntura es muy eficaz en el tratamiento del dolor
  2. El tratamiento acupuntural se adapta a ti en todo momento porque analizamos en profundidad la raiz del problema y a la vez tratamos tus síntomas.
  3. Los puntos de acupuntura pueden estar lejos de tu zona dolorosa, por ello tu cuerpo se defiende menos del tratamiento y resulta más eficaz que incidir con maniobras sobre la zona dolorida.
  4. La concepción holística de la acupuntura / medicina china te permite entender y dar visibilidad a tu problema es su totalidad, y cuando entiendes tu dolencia, tu sistema nervioso se relaja y tu cuerpo comienza a sufrir menos.
  5. En unas 3 sesiones notas grandes cambios en tus síntomas,  en patologías crónicas, como una hernia, una vez solucionada la crisis aguda puedes tardar meses en tener que volver a ver a tu fisio de confianza.

Si tienes ciática, lumbalgia o cualquier sospecha de estar sufriéndola, reserva tu cita directamente pulsando aquí.